Esta modalidad se orienta especialmente a la defensa de las mujeres, promoviendo técnicas de Wing Chun y Escrima que puedan utilizarse fácil y rápidamente para lograr un efecto contundente y devastador sobre el agresor y otorgar el tiempo a la alumna de escapar. Es especial para mujeres que nunca han realizado con anterioridad algún arte o practica marcial. La facilidad que propone este seminario para la confrontación radica en los principios del Wing Chun y el Escrima, considerados clave en la defensa personal callejera de nuestros días.