Se le llama “Chin Na” al arsenal de palancas y contrapalancas que posee el Wing Chun. Se entrena específicamente puntos de presión, de ruptura ósea y formas de accionar los músculos del enemigo para que descontinue su agresión. Se realiza con extremo cuidado, pero intentando realizar prácticas que hagan sentir al alumno cuando la técnica esta correctamente realizada, valiéndose de los principios del Wing Chun, considerados fundamentales en esta disciplina.