El Chi Sao es la habilidad más importante a desarrollar lo que en términos científicos, se le llama “propiocepción”, la capacidad de sentir a traves del tacto las intenciones del agresor y asi trazar un plan de acción para poder terminar el combate lo antes posible y victorioso.Esta es con total seguridad, la disciplina central del Wing Chun, la cual hace a este arte marcial muy distinto de cualquier otro arte marcial que haya existido siempre y también es una de las habilidades más difíciles de desarrollar. Cuando el alumno empieza a percibir y entender cuál es el sentido y dirección del ataque del enemigo y posee la capacidad de responder a través del Chi Sao, se logra mantener a raya a cualquier agresor sin ser engañado por falsos reflejos o costumbres inculcadas previamente.